La soledad del ser

En 1892 Elizabeth Cady Stanton, sufragista, abolicionista y pionera en la lucha por los derechos de las mujeres, escribió un discurso de hondo calado feminista y existencialista en el que defendía la plena autonomía de las mujeres basándose precisamente en la inconmensurable y radical soledad de todos los seres humanos.

Negar a las mujeres una buena preparación y un pleno desarrollo de sus facultades sería atentar contra la mitad de la humanidad, estando como estamos todos condenados y obligados a depender de nuestros propios recursos ante los envites de la vida. De manera sencilla e incontestable, Stanton ofreció argumentos demoledores en favor de la independencia y la libertad femeninas.

Ese memorable discurso, que aunaba de manera tan bella como sugerente la urgencia política y la hondura filosófica, llevaba por título La soledad del ser y es ya historia en mayúsculas del feminismo estadounidense.

Leído en la prensa

«Apenas sabía quién era Elizabeth Cady Stanton cuando, en algún momento de aquella década crucial, una feminista puso en mis manos La soledad del ser, el último discurso público que dio, y sentí tanto la conmoción como la euforia de darme cuenta de que "ya habíamos estado aquí antes".» Vivian Gornick

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Dónde comprarlo
RESEÑAS Y ARTÍCULOS